• "Carmelo, estamos en tus manos"

    "Carmelo, estamos en tus manos”. Así se despidió Pol Espargaró, piloto de KTM, de Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, al término de la segunda entrega del foro Conectad@s, que desgranó el presente y el futuro del Mundial de motociclismo. La frase de Pol revela la fe ciega que tiene la familia de MotoGP, como la define Ezpeleta, en la figura de su organizador. Carmelo es uno de los ejecutivos espa?oles situados más arriba en el deporte mundial. Sin duda. El problema es que la situación no depende solamente de Ezpeleta, como recordó también Mela Chércoles, moderador de la charla. Si fuera así, seguramente ya estaría resuelto. Pero aquí el porvenir viene dictado por las resoluciones sanitarias que se toman para combatir la pandemia. El virus no respeta calendarios.

    Lo que sí puede hacer Carmelo Ezpeleta, y en ello se afana, es dibujar un mapa para que el Mundial de MotoGP pueda arrancar si el semáforo se pone en verde a tiempo. El gestor tiene previstos tres escenarios de retorno, siempre partiendo de la dificultad que suponen el movimiento entre fronteras y las diferentes legislaciones nacionales. El más pesimista se remonta a los meses de noviembre y diciembre, con la posibilidad de hasta tres grandes premios consecutivos en un mismo circuito. Hay otro panorama más pesimista, claro, que es cancelar el campeonato, una amenaza que siempre ha estado ahí. Pero el trabajo se centra en salvarlo. Igualmente baraja otras restricciones como la puerta cerrada, la disminución de personas en el paddock, la imposición de test de detección… En paralelo, Ezpeleta también toma medidas de índole económico como las ayudas a los equipos privados o la congelación de motores. Los pilotos confían en él, se nota en el discurso de Espargaró durante la charla. El ejecutivo de Dorna hace lo que está en sus manos. El resto, por desgracia, se escapa de su control.

    现金捕鱼游戏下载